Hermosillo, Sonora.- Luis Huesca, investigador titular en el Centro de Investigación y Desarrollo (CIAD) y Linda Llamas, profesora de tiempo completo en la Universidad Estatal de Sonora (UES) en Hermosillo, son los encargados en México de calibrar y medir por primera vez la efectividad de la plataforma Latinmod, un simulador para probar los beneficios del cobro de impuestos y la entrega de transferencias por programas sociales.

“Queremos que conozcan el proyecto y el Latinmod, así como que sepan que existe esta forma efectiva de prever los efectos de las decisiones que toman en relación con los impuestos y los programas», afirma Luis Huesca, doctor en Economía Aplicada por la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro del Sistema Nacional de Investigadores en el Conacyt nivel 2.

«En un gobierno como el actual (de Andrés Manuel López Obrador), donde el enfoque está en los programas sociales, es posible medir qué tan efectivos serán para disminuir la pobreza», cuenta el académico.

Por ejemplo, cuando se usó el Euromod, se supo qué tan efectivo resultó la disminución de la pobreza en países de Europa y recientemente en los ubicados en el Este, recuerda el economista sonorense.
En 2017, la idea del microsimulador en Latinoamérica nace por los economistas Alfredo Serrano Mancilla y Nicolás Oliva en colaboración con Xavier Jara del Instituto de Investigación Económica y Social de la Universidad de Essex y el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag).

Van más allá
La aplicación tecnológica puede medir casi cualquier escenario fiscal, como impuestos directos e indirectos, transferencias del gobierno a las familias, así como otros programas económicos y sociales.

El investigador aseguró que próximamente presentarán los resultados obtenidos del estudio ante las comisiones de Seguridad Social y Hacienda del Congreso de la Unión con el afán de aumentar el soporte formal a la toma de las decisiones que impliquen cambios en las reformas.

Otras instituciones interesadas por el trabajo que se realiza en el CIAD son la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) y el Comité de Oxford para ayudar a la hambruna (Oxfam).

“Nos han contactado ya de la OCDE porque les interesa saber quién se está haciendo cargo del proyecto y cuándo estará lista la calibración”, comenta Huesca.

Impuestos al tabaco
Los investigadores utilizaron ya el Latinmod para medir la iniciativa del Paquete Económico del 2020 para incrementar 9.3 por ciento el precio a la cajetilla del cigarro (a unos $64 pesos) y la propuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para aumentar 38 por ciento al costo actual de la caja (alrededor de los $100 pesos). Este último precio es lo que ya cuesta en países como China, Uruguay, Argentina o Chile.

De acuerdo con los resultados de la microsimulación, el incremento propuesto y aprobado no influye en sobremanera en el ánimo de los fumadores para que dejen de consumir el producto.

Con la reforma del tabaco de AMLO el precio de la caja de cigarro sigue siendo asequible para la clase más vulnerable y los estudiantes que no trabajan.

“Los resultados nos dicen que al subir el precio de la caja a más de 100 pesos, casi el doble del precio actual, serán los más pobres quienes dejen de comprar en mayor medida, y los impuestos los pagarán en mayor medida, la clase media y alta. El beneficio más grande que encontramos es que el consumo podría bajar hasta 34 por ciento a diferencia del cinco por ciento que podría llegar con la propuesta actual del Paquete Económico”.

El estudio sobre el tabaco fue convocado por Tobacconomics, que forma parte de un proyecto global coordinado por la Universidad de Illinois en Chicago, y tiene el objetivo de incidir en las políticas para reducir el consumo de tabaco en Latinoamérica.
Los investigadores utilizaron el Latinmod para medir la efectividad de los programas sociales financiados por el incremento de la recaudación, tales como la entrega de tarjetas canjeables por alimentos, o mayor apoyo para enfermedades del tabaquismo en los centros de salud.

El calculó en Latinmod dio como resultado, una probable disminución de la pobreza alimentaria que pasaría de casi 15 por ciento a sólo 10 por ciento, esto es, una baja del 40 por ciento en la pobreza, si este aumento solamente se emplea, claro está, en esos gastos.

Académicos e investigadores de Paraguay, Uruguay, Argentina, Colombia, Ecuador y Bolivia también se encuentran midiendo y calibrando esta tecnología, para luego presentar los beneficios del simulador a las autoridades y legisladores de cada país.

Deja un comentario