Bacanuchi presa de jales

Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que este jueves 12 de diciembre dará a conocer información sobre el caso de la contaminación ambiental de Grupo México, ocurrida hace cinco años por el derrame de 40 millones de litros de lixiviados de cobre en su mina Buenavista del Cobre, y de la nueva presa de jales que forma parte del plan de expansión de la empresa de Germán Larrea Mota-Velasco.

A la pregunta de PODER, durante la conferencia de prensa del miércoles, sobre el atraso en la entrega del dictamen de la inspección de la Procuraduría Federal del Ambiente (Profepa) en Buenavista del Cobre, incluida la nueva presa de jales, López Obrador comentó que: “puede ser que se haya demorado. No es por influencia de nadie. Ya no es lo mismo que antes. Ahora puede ser que tarde la justicia, pero llega”.

López Obrador no confirmó si habrá una nueva sanción para Grupo México basada en los resultados del dictamen de la inspección, pero reiteró que “va a haber justicia y que nosotros cumplimos los compromisos”, a la pregunta expresa de PODER sobre cuál era su promesa para las personas afectadas por el derrame de hace cinco años y la amenaza que representa la actual presa de jales.

Los antecedentes
Hay que recordar que en la Reunión Pública de Información en Bacanuchi, el pasado 5 de julio, las comunidades del Río Sonora, agrupadas en los Comités de Cuenca Río Sonora, expresaron a funcionarias de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) su indignación por la construcción y funcionamiento de la nueva megapresa de jales en la mina Buenavista del Cobre, a escasos 27 km de Bacanuchi. La presa podría contener más de 50 mil veces la cantidad de desechos que fueron derramados en 2014, en el que se conoce como el peor desastre ambiental de la historia de la minería en México.

En la reunión de julio, la Semarnat se comprometió con las comunidades a que la Profepa haría una inspección de las instalaciones de la mina para verificar si la empresa está cumpliendo con todas las medidas de prevención y mitigación necesarias. Dijo que entregaría resultados a las comunidades en un plazo no mayor a 45 días hábiles. Las comunidades aún siguen en espera.

Una promesa en pausa
En ocasiones anteriores, el Presidente también se comprometió a que el secretario Toledo iría personalmente a la región del Río Sonora para escuchar a las personas afectadas por Grupo México, pero hasta la fecha eso tampoco ha sucedido.

Los Comités de Cuenca Río Sonora son un movimiento social conformado por personas afectadas por el derrame de Grupo México (2014), en siete municipios. Llevan más de cinco años luchando por justicia, remediación y la no repetición de esta tragedia.

Share: