Agua de la llave Hermosillo

Hermosillo, Sonora.- El alto consumo de agua embotellada en Hermosillo es un hábito relacionado con una percepción negativa sobre la calidad del agua, así como el temor de contraer alguna enfermedad, el mal sabor y contenido de cloro.

María Elena Vega, autora del libro ¿Agua segura? El mercado de agua embotellada en Hermosillo, sostuvo que el 87.3% de las y los hermosillenses no consuman agua de la llave, una situación que también agrava otras problemáticas.

Aunado al impacto en los ingresos familiares, debe recalcarse el costo que genera para el medio ambiente. En la producción de un litro de agua purificada se desperdician cuatro más.

La egresada de El Colegio de Sonora añadió que el descuido y desatención de los sistemas públicos, a la par del favorecimiento generalizado por el agua embotellada como creciente reemplazo del agua potable de calidad, no puede más que agravar la situación.

Comentó que las y los consumidores son quienes toman la decisión de tomar agua de garrafón o de la llave, pero que están en su derecho de elegir basándose en la información sobre la calidad de las opciones que tiene para abastecerse.

Este es el más reciente título editado por El Colegio de Sonora y estará en los próximos días disponible para su venta.

Fuente: El Colegio de Sonora

Share: